Reseña: Opioides y Cannabis en Naciones Unidas

Resumen e Impresiones sobre la Reunión Intergubernamental del Grupo de Expertos sobre los Opiáceos y la Reanudación de la 61ª Sesión de la Comisión de Narcóticos y Drogas de Naciones Unidas

A) Reunión Intergubernamental del Grupo de Expertos sobre los Opiáceos

Intergovernmental EGM on Opioids 03-04/12/2018

En los últimos 150 años, la humanidad ha experimentado varias crisis de opioides, pero ninguna tan devastadora como la actual, que afecta principalmente a América del Norte con el fentanilo y sus análogos, y en partes de África y el Oriente Medio con el tramadol.

Las consecuencias potencialmente mortales del uso no médico de los opiáceos se conocen desde que la ciencia descubrió su enorme potencial médico. Sin embargo, y en contraposición a la crisis actual de abuso de los opioides, las barreras que impiden el acceso al tratamiento del dolor siguen siendo:

  • La falta de sistemas eficaces de suministro de sustancias controladas
  • La falta de políticas públicas sobre el tratamiento del dolor y los cuidados paliativos
  • La falta de capacitación de los trabajadores de la salud
  • Los altos costos de los tratamientos para el dolor.

En las condiciones planteadas el riesgo que se extienda la crisis, debido al mercado globalizado es mucho mayor.

La crisis que está surgiendo rápidamente y que ha provocado importantes pérdidas de vidas humanas exige una respuesta coordinada, global y multidisciplinaria.

Los puntos más destacados por los gobiernos en esta reunión fueron:

  • Necesidad de profundizar la cooperación judicial y la aplicación de la extinción de dominio como herramienta contra el crimen organizado y el financiamiento al terrorismo;
  • La necesidad de mejorar los algoritmos y métodos de fiscalización en los servicios postales;
    Aumentar el control de los precursores químicos;
  • Dedicar más atención al tráfico de pequeñas cantidades de nuevas sustancias psicoactivas (NPS) a través del hardware del internet de las cosas (IoT – por sus siglas en inglés – internet of things).

El estudio de “The Lancet” ha señalado que, en 2015, más de 25 millones de personas, el 45% de las que murieron ese año, fallecieron “con un grave sufrimiento físico y psicológico”. Entre ellos había 2’5 millones de niños, que pertenecían mayoritariamente (98%) a países de ingresos medios y bajos.

Crisis, Desigualdad y Abuso: Más del 95% de la morfina va a países industrializados

La salud es un derecho humano fundamental consagrado en una serie de instrumentos internacionales. El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ICESCR) indica que toda persona humana tiene derecho a “ disfrutar del mejor estado de salud física y mental alcanzable” [UN Doc. A/6316. art. 7. UN 1966]. El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ECOSOC), órgano supervisor del tratado, señala que los Estados deben asegurar el acceso y disponibilidad suficiente a los servicios de salud pública y centros de asistencia médica operativos, así como también de bienes y servicios y programas” [UN: Universal Declaration of Human Rights. UN Doc A/810. UN 1948.].

El comité en su Observación General No. 14 sobre el derecho al más alto nivel posible de salud, ha dicho que “Todo ser humano tiene derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud que le permita vivir dignamente.” Los gobiernos y el público por igual deben ser conscientes que todos los seres humanos importan y que todos los seres humanos merecen la opción de recibir tratamiento para sus dolencias, si así desean tomarlo.
Sin embargo, mientras la crisis de opioides se agudiza en algunas regiones, se observa cómo la brecha del acceso a medicamentos para el dolor sigue profundizándose en los países periféricos.

B) Reivindicación del Advocacy Internacional

Reconvened 61st Session of the CND 05-07/1272018

La Reanudación de la 61ª Sesión de la CND prometía mucho con la presentación por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de los resultados de una evaluación científica de dos años sobre el cannabis. Esa presentación ha sido postergada dejando a los expertos, sociedad civil y observadores atónitos durante la sesión de la comisión en Viena.

Es necesario destacar que la última evaluación de la OMS en 1954 impulsó la prohibición internacional en el marco del Tratado de las Naciones Unidas sobre fiscalización de drogas.

El pasado viernes 7 de Diciembre, frente a los gobiernos del mundo, la OMS informó que el Tramadol, un analgésico ampliamente utilizado en lugares donde el acceso legal a la morfina es limitado, no debería ser puesto bajo control, citando pruebas que indican que la la fiscalización internacional disminuiría el acceso terapéutico legítimo. Esto último es una clara condena de los efectos adversos de la política de fiscalización internacional de drogas en el acceso a los medicamentos.

La OMS también hizo recomendaciones audaces sobre los cannabinoides sintéticos declarando que son mucho más dañinos que el cannabis y que no tienen ninguna utilidad médica aparente para redimirlos. Sin embargo, la OMS recomendó una colocación mucho menos restrictiva en virtud de los Tratados en comparación con el cannabis.

Un gran número de organizaciones no gubernamentales, defensores de la reforma de la política sobre el cannabis, representantes de la industria, pacientes, médicos y científicos de todos los rincones del mundo viajaron para presenciar esta histórica sesión de la ONU.

Cuando llegó el momento de dar a conocer las recomendaciones y hallazgos sobre el cannabis al numeroso público, todos quedaron atónitos al ser testigos, en persona, que el portavoz de la Organización Mundial de la Salud anunciaba que el resultado sobre el cannabis se mantenía confidencial, seguido por la solicitud de más tiempo (sin especificar ninguna fecha para su publicación).

Las y los representantes de la sociedad civil presentes durante la sesión del informe se sintieron visiblemente conmocionados por la falta de valentía mostrada por la OMS.

Para Kenzi Riboulet-Zemouli, Special Advisor del Knowmad Institut “es decepcionante que una vez más la Organización Mundial de la Salud haya decidido no obedecer sus propias reglas y directrices”, Kenzi continuó asegurando que “los países necesitan tiempo para entender y aprobar estas recomendaciones antes de la votación final (por mayoría simple) para aceptarlas o rechazarlas, el próximo marzo”.

Durante los últimos 60 años en que las Naciones Unidas han debatido sobre las políticas de drogas, ésta es la primera vez que los datos solicitados por las Naciones Unidas y los países quedan fuera de esta audiencia especial. Después de casi 3 años de este proceso de Cannabis Review, es difícil de entender este comportamiento.

Michael Krawitz, asesor principal de nuestra organización partner “Foundation for Alternative Approaches to Addiction” (FAAAT), considera que “la retención de los resultados de la Revisión Crítica del Cannabis parece estar motivada políticamente”. Krawitz continuó diciendo “La OMS ha estado respondiendo a muchas preguntas sobre la legalización del cannabis, lo que no está dentro de su mandato, espero que la OMS demuestre valor y respalde su trabajo sobre el cannabis, hallazgos que esperamos que sean positivos en base a las recientes declaraciones de la OMS y sus otras acciones de hoy”. No está claro si esto afectará negativamente a sus recomendaciones, si sus decisiones sobre el Tramadol y los cannabinoides sintéticos son una guía, también deberían ser audaces”.

Desde el Instituto Europeo de Estudios Multidisciplinarios sobre Derechos Humanos y Ciencias | Knowmad Institut consideramos:

– La postergación de la presentación de los resultados de la Revisión del Cannabis por parte de la OMS (si bien implica un atraso en el proceso de reforma) no presenta riesgo para la potencial regulación del cannabis en México que se dará antes de la reunión del segmento ministerial de la CND en Marzo de 2019. De concretarse la regulación en México dejaría un “corredor de cannabis regulada” a lo largo de toda norteamérica.

– Que los acontecimientos que tuvieron lugar durante la Reconvened 61st Session of the CND legitiman el trabajo de Think & Do Tanks como el Knowmad Institut y FAAAT. Ha quedado en evidencia la necesidad de profundizar las alianzas entre sociedad civil, academia, sector privado y gobiernos para una mayor incidencia política y pública a nivel internacional.

 

 

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *